Críticas

…Conocida, galardonada y estimada, Paloma Hinojosa es, ante todo, una gran paisajista del campo y la ciudad, faceta esta última que ha venido a enriquecer el género. Ella, enamorada de la actitud de los impresionistas, prolonga este fin de siglo, con una técnica que ya no se limita al estudio de la luz, sino que se detiene en el valor propio de los colores como vehículos para transmitirnos sus sensaciones. Porque hay mucha vibración humana en la pintura de Paloma Hinojosa.

Javier Rubio, ABC

 


 

…Es una artista seria, dibuja con rigor, compone con equilibrio, hace obra al dominar espacio. Paloma Hinojosa, que mantiene con pulso firme la mano en el arado para proseguir ahondando, para hacer y crear, es hoy ya una realidad con la que hay que contar al enjuiciar la pintura de esta década.

José Pérez Guerra, El Punto de las Artes

 


 

Repare por último el espectador en cómo los cuadros más notables, aquellos en los que roza Paloma Hinojosa la perfección, describen escenas nocturnas y, especialmente, momentos en los que la protagonista es la luz eléctrica. Hay aquí un interés genuino por el análisis de los efectos luminosos que en ocasiones desborda las características más propias del lenguaje de Paloma Hinojosa y que nos invita a pensar que aún le quedan muchas osas por decir.

Javier Rubio Nomblot, El Punto de las Artes

 


 

Sin embargo, la obra de esta autora me parece que está por encima de los encuadres estancos, de los fronterizos rigores intelectuales y de las innecesarias catalogaciones dialécticas. En su pintura se desprende antes todo, supremo gozo plástico y artístico. En sus obras se respira auténtica libertad, placer, jocosa manifestación de un impulso. Por eso su pintura recrea experiencias gozosas, sus escenarios, dentro de su íntima sencillez, están llenos de vida, de espiritualidad, de emoción y de auténtico placer de la forma pintada.

Bernardo Palomo, Diario de Cádiz

 


 

…El amor con que están realizados estos lienzos se aprecia en su jubilosamente colorista entonación, en la oculta dicción dibujística y en una cierta ternura romántica, bastante para la emoción. Exalta desde una maravillosa fuerza espiritual y vitalista, toda una obra muy diversa, hasta llegar a una total armonía de belleza y arte.

Juan B. De Ocaña, Correo del Arte

 


 

A estas alturas, hablar de Paloma Hinojosa es mencionar una de nuestras pintoras neofigurativas que mejor y de manera más lógica defienden el concepto del arte como una manifestación impulsiva, que no irracional, del sentimiento humano. Cada obra, es un rico proceso creativo a través de l cual Paloma se mantiene fiel a la esencia del motivo sin que éste entorpezca el vuelo de una imaginación inagotable.

Amalia García Rubí, El Punto de las Artes

 


 

…Hay en esta pintora una elegancia natural y un sentido del ritmo, del orden y del concepto que inevitablemente la encaminan a ver la vida desde el lado más grato de la existencia. Cierto es que, exposición tras exposición, Paloma se muestra más segura en su modo, que tiende a pasos acelerados hacia un fauvismo contenido que toma lo más delicado de Matisse para adaptarlo a una retina cargada de ibérica melancolía.

Antonio Martínez Cerezo, Diccionario Época

 


 

Paloma Hinojosa muestra una ferviente devoción por el dominio del color, del color a la vez vivo y grato que aporta el recuerdo de las jugosas fantasías de Grau Sala. Que convertía su sensual figuración en un calidoscopio de brillantísimas tonalidades. Y continuando en esa dedicación al alegre y dinámico cromatismo, Paloma elige para sus composiciones lujosos escenarios presididos por luces nocturnas. Luces que, en lugar de presidir en cuadro, realzan otras fulgurantes coloraciones que nunca llegan a ser estridentes.

Leopoldo Rodríguez Alcalde, El Diario Montañés

 


 

…Es una pintura cargada de sensibilidad y poesía, resuelta con un lenguaje sencillo pero escrupulosamente pictórico. Ciertamente después de ver tantas temeridades en el panorama artístico, tanto vandalismo y petulancia sobre la superficie de los lienzos, la pintura de Paloma es como un remanso de paz y sencillez que hay que agradecerle.

Cristóbal Toral, Presentación Catálogo 1989

 


 

En las obras de Paloma Hinojosa parece como si el tiempo se hubiera parado “sonatina” encantada de Rubén Darío, que arregla un jarrón con flores o fabula mirando al mar. Y si antes dije que la artista recordaba en el color a Van Gogh, en los ambientes urbanos es una nueva Dufy que sólo pretende narrarnos lo que ve: el quiosco, los caballitos de feria, las sombrillas. Pintura tierna e intimista, plena de alusiones oníricas. Paloma Hinojosa poeta del paisaje.

Paloma Herrero, Espiral de las Artes

 


 

A pesar de los muchos nombres que engrosan la lista de maestros, en su caso casi queda condensado a dos: Pierre Bonnard y Raoul Dufy. En otro de sus viajes Nueva York, se acerca con todas sus consecuencias a la obra de Chagall. Afinando al máximo en torno a estar tres figuras y renunciando a las obvias, Paloma hace y deshace en sus cuadros de acuerdo con lo que unos y otros significan y aportan a la pintura. Pero la herencia parece tan marca, tan diluida en la propia sangre de la artista, que sus lienzos al final nacen de una unión inseparable por perfecta, y que adquiere la dimensión de seña de identidad intransferible.

Laura Revuelta, Revista Blanco y Negro

 


 

…su pintura me ha hecho recordar ese magnífico cuadro de Matisse titulado “La alegría de vivir” donde cada color acentuaba los demás cromatismos. Y es que en los cuadros más recientes de esta pintora se observa un lirismo de gran pureza que lleva a recordar los momentos más placenteros de la existencia.

Julián H. Miranda, El Punto de las Artes

 


 

…hay en ella una fuerte personalidad y una especie de elegancia natural y sentido del ritmo artístico, realizando también especial hincapié en lo mejor del espíritu humano.

Expansión

 


 

Colores, trazo, luz, dibujos, el mundo para la pintura y desde ella. Y es que Paloma apenas percibe que cuando habla de lo cotidiano en su voz lleva el color en la palabra, el ademán de su figuración, pintura y luces como si ese fuera el lugar desde el cual se mira el mundo. Sin lugar a dudas, es fruto de la necesidad, y no del azar, su vida en la pintura, porque no incide sobre ello sino que se deja sentir, se dibuja en el ambiente y, lo que s una sospecha, se adivina como un fondo de hondura que colorea igual que se camina para uno mismo.

Juan Antonio Tinte, Libro sobre Paloma Hinojosa, 2007

 


 

Muchas se sus obras son ventanas abiertas a la esperanza, a un paisaje de otra vida, que está en esta. Todo esto y mucho más, ¡el arte goza de ese privilegio! Se percibe en estos lienzos, que componen la propuesta de la artista.

El Punto de las Artes

 


 

Las líneas de colores horizontales se contraponen a las verticales, que resultan ser las líneas de movimiento más importantes, y que dan sus cuadros un increíble aspecto espiritual, cercano a los simbolistas franceses de finales del siglo XIX como Odilon Redón.

Joaquín Gallego, Crítica de Arte

 


 

A Paloma Hinojosa se le considera una de las pioneras del arte neoimpresionista español. Empezó a pintar en la década de los setenta y hoy es una figura importante dentro del panorama plástico europeo.

Susan M. Bacon, Conexions Editorial Pearson. New York.